CREATIVIDAD NUPCIAL
Wedding Planner

Bodas en Burdeos



Burdeos es el nombre con el que se denomina el color del vino tinto. Una combinación entre el color vino, borgoña, guinda o granate. Este color tiene la versatilidad de aplicarse a cualquier temporada, así como para la mayoría de los gustos gracias a toda la variedad de tonos y combinaciones que puede tener.


Flores


La principal elección son las rosas desde color granate y rojo hasta el blanco, con toques de rosa, durazno y crema. Otra opción son las petunias, anturios y lirios para fiestas de verano o de día y las amapolas , tulipanes y peonias como una alternativa más sofisticada para un evento de noche.

Estas se pueden complementar con diversos elementos que coincidan con la gama del color burdeos, destacando especialmente los frutos rojos: moras, frambuesas, fresas, zarzamoras, etc.


Alimentos


El punto principal en esta temática es el pastel sin lugar a dudas. Si es una celebración de invierno se puede optar por un decorado en dorado con frutos en tonos rojo, vino y morado. En cambio sí es en verano, la decoración podría ser más fresca en tonos rosa, durazno y naranja.

Dependiendo del estilo de la boda (y de los gustos de la novia) se pueden jugar con sabores que van desde las fresas y las uvas hasta la sandía y la toronja.


Decoración


Al pensar en la palabra burdeos, el primer pensamiento se dirige al vino. Éste puede utilizarse como complemento decorativo para la boda: se pueden utilizar las botellas, cajas, corchos e incluso las uvas y el mismo líquido para adornar los diferentes elementos de la fiesta.


Vestimenta


Un vestido blanco inmediatamente destaca en la combinación de colores de esta propuesta. El color burdeos puede presentarse en los vestidos de las damas, el ramo de la novia, el auto de novios, los zapatos, accesorios, y ¿por qué no? Incluso en el traje del novio.


Sesión de Fotos


Finalmente la principal propuesta de las Bodas en Burdeos presentadas por Bodassa es la de la sesión de fotos #TrashTheDress en un viñedo. Se puede iniciar con un par de fotos con los viñedos o las cavas en perspectiva, para terminar en el lagar, el cual es el recipiente donde se pisan las uvas permitiendo que el vestido de la novia vaya adquiriendo el color de la uva desde el dobladillo hasta la media pierna dándole un increíble efecto degradado que quedará para siempre en las fotografías.


Para BODASSA por Italia Valera
Diseñadora Industria
Especialista en accesorios y modal


Bodas en Burdeos