CREATIVIDAD NUPCIAL
Wedding Planner

10 cosas que NO debes hacer la semana previa a la boda



Después de muchos meses de planeación de boda con los nervios y la emoción al máximo, es natural que hayas dejado muchas cosas pendientes para estar linda el día de la boda, por eso creemos necesario que conozcas estos consejos para que realmente luzcas como quieres en tu gran día, sin sorpresas ni arrepentimientos.

Evita hacer cualquiera de estas acciones 10 días antes de la boda, toma nota y prepárate con tiempo para el mejor evento de tu vida.



1.- Pintarte el cabello en la semana de tu boda


Tal vez lo dejaste para el final con la intensión de que el color estuviera impecable el día de la boda, pero sin dudas esto puede ser un gran error si el tono no es el adecuado, y aunque lo sea, recuerda que el verdadero tono del tinte aparece unos días después de haberlo teñido cuando ya se ha deslavado un poco.

Trata de darle mantenimiento al tinte de tu cabello un par de semanas previas a la boda, para que de esta forma tengas tiempo de ver el efecto del color y evites llegar con manchas de tinte en la frente en tu gran día.

2.- Depilarte 1 día antes


La depilación siempre será un tema delicado; hacerlo un día antes de la boda solo te arriesgará a tener quemaduras incomodas el día de tu boda, y sobre todo si hablamos de áreas faciales.

Y si estás planeando una boda destino no te depiles en una ciudad desconocida, no es conveniente hacerte una depilación en negocios que no conocen tu tipo de piel y sus reacciones.

Haz con tiempo tu cita en el lugar donde usualmente te depilas y acude una semana antes de la boda para que tu piel tenga tiempo de recuperarse.

3.- Asolearte en exceso la semana previa a la boda


Si tu boda es en playa o te vas de vacaciones antes de la boda, evita a toda costa el sol en exceso; las quemaduras en la piel siempre son inesperadas y dolorosas además de que pueden arruinar por completo el día de tu boda provocando incomodidad en tu vestido de novia y dejando marcas que ningún maquillaje podrá disimular.

4.- Tomar sesiones intensivas de SPA el día previo a la boda


Si piensas que relajarte puede ser muy buen objetivo antes de la boda, ten cuidado si crees que tomarte un día completo en el SPA puede funcionar; la mayoría de las novias que acuden a sesiones intensivas de masajes, vapor y jacuzzi terminan llegando a su propia boda en un estado de serenidad y tranquilidad que no es la adecuada para vivir el día más emocionante de tu vida en el que dormirás hasta el amanecer y en el que tendrás que bailar hasta que el DJ toque la última canción!

Si quieres relajarte un poco está bien si decides acudir con tu mamá o tus amigas a un masaje o un poco de vapor pero recuerda que siempre los excesos serán negativos.

5.- Dietas extremas la semana previa a la boda


El día de tu boda vivirás todas las emociones juntas en 24 horas, sin lugar a dudas será mejor que esas emociones lleguen a un cuerpo que sabrá recibirlas con salud y bienestar.

No te exijas demasiado a tu cuerpo y procura alimentarte de manera saludable sin caer en la hambruna y la falta de energía; piensa que no querrás caer desmayada en la misa cuando la avalancha de emociones llegue a ti. Y tampoco querrás irte a mitad de tu fiesta por el dolor de cabeza causado por la falta de alimento.

6.- Experimentar con mascarillas faciales días antes de la boda


Tu cara será la más vista el día de la boda sin lugar a dudas; por lo tanto cuídate de no experimentar con mascarillas faciales los días previos a la boda, procura utilizar cremas, mascarillas y cosméticos de tu uso frecuente en los que confías que no tendrán ningún efecto secundario en tu piel.

7.- Abusar de la comida


Si los nervios se apoderan de ti, no quieras deshacerte de ellos atacando el refrigerador; ten en cuenta que el vestido no tendrá opción a arreglos extras a escasos días de la boda.

Cuida lo que comes en todo momento, nadie quiere llegar el día de la boda con kilos menos o kilos de más. Recuerda que tu vestido de novia se ajustará, días previos, exactamente a tus medidas.

8.- Hacer actividades de riesgo o deportes extremos


Para llegar perfecta el día de la boda, será importante que no te arriesgues a hacer cosas que puedan perjudicar tu apariencia o salud; si tienes ganas de hacer algo alocado y fuera de lo común para liberar el estrés procura que no te expongas a tener una fractura o torcedura o simplemente un raspón que no puedas disimular el día de la boda.

9.- Cambiar de Look


Si quieres cambiar de imagen con un corte de pelo, un tinte nuevo o algo totalmente diferente a como eres usualmente, evita hacerlo antes de la boda porque existe la misma probabilidad de que sea un éxito a que sea un fracaso.

Más allá de lo esperan tus invitados para verte tal cómo eres vestida de novia, deberás pensar que si no te sientes cómoda con el cambio no habrá vuelta atrás y tendrás que llegar a tu gran día decepcionada de tu apariencia cuando todo está orientado a que pases el mejor día de tu vida con la felicidad al máximo sintiéndote la más linda de la noche!

10.- Cambios o contrataciones de última hora para la boda


La semana previa a la boda difícilmente podrás cambiar el menú de la boda o la selección de mantelería. Por lo tanto dedícate a disfrutar al máximo tus días previos a la boda sin preocuparte de lo que planeaste por tantos meses.

Recuerdo que la noche previa a uno de los primeros eventos que coordiné, de pronto me vino a la mente algo que faltaba algo por hacer y al levantarme precipitadamente de la silla para ir a hacer algo que era imposible para las escasas horas restantes al inicio del evento; mi sabia mentora me tomó de los hombros y me dijo:

¡Ya no hay nada por hacer, disfruta las horas previas al evento porque lo que está hecho ya se hizo y lo que no se hizo ya no se puede hacer!
Suena obvio, pero cuando tienes un evento encima a veces necesitas recordar esta frase unas horas antes.

Vanessa Diéguez
Certified Wedding Planner ABC
Certified Destination Wedding Specialist- QRO